MUCHO CUIDADO CON COMERCIAL DE PALMA DE MALLORCA (FERNANDO MARÍN). EXPERIENCIA PERSONAL DE INJERTO

Responder
sukane
Cinturón Blanco
Mensajes: 4
Registrado: Sab Dic 28, 2019 5:57 pm

MUCHO CUIDADO CON COMERCIAL DE PALMA DE MALLORCA (FERNANDO MARÍN). EXPERIENCIA PERSONAL DE INJERTO

Mensaje por sukane » Sab Dic 28, 2019 6:05 pm

Hola a todos,

soy relativamente nuevo en este foro, pero nunca he publicado ni he entrado aquí. He escrito en varias ocasiones a los administradores del foro pero no he recibido respuesta. Mi intención es publicar mi experiencia tras ser operado de injerto de cabello a través de un comercial de Palma de Mallorca, y quiero saber cuál es la mejor manera de hacerlo, teniendo en cuenta que cuento con todo tipo de documentación que prueba que todo lo que cuento es tal y como lo cuento, tanto a través de fotos, como capturas de pantalla de conversaciones en chat y llamadas grabadas.

Voy a comentaros cómo fue todo de forma cronológica y después daré mis consejos y comentarios para personas que estén mirando la posibilidad de operarse, siempre claro, a través de mi experiencia personal:
El pasado mes de enero (2019), conocí a una persona que me habló de Fernando Marín, comercial de Palma de Mallorca que lleva grupos de gente a Estambul a operarse. Él me dio su número de teléfono y después de una primera llamada, me introdujo en un grupo de whatsapp donde hay alrededor de unas 150 personas, entre el equipo de trabajo, personas operadas y personas que le contactan con el interés de operarse. En este chat, aparecen de vez en cuando fotos de las personas que se van operando con él.
Normalmente, casi todos los meses él viaja con grupos de personas, que suelen ser de dos o tres personas, además de personas que viajan solas.
El nombre del negocio es: "Injerto Capilar Mallorca Fernando" y su página web es la siguiente:
https://www.injertoturquiafernando.com/
en facebook: https://www.facebook.com/FERNANDODELUXE

Hasta el mes de abril estaba dudando entre hacerlo con él o hacerlo con la clínica de Serkan Aygin, que veía que me ofrecía garantías en todos los sentidos. Tras una nueva conversación que mantengo con Fernando Marín en abril, decido operarme finalmente a través de él. En esta conversación, yo le soy completamente sincero y le transmito que he estado en conversaciones con la clínica de Serkan y le pido que me diga honestamente si ellos hacen exactamente lo mismo que esta clínica, a lo que me responde que sí. Al preguntarle si ellos utilizan también la técnica FUE Zafiro, me dice que ésta es una técnica que no existe y que han inventado algunas clínicas sólo para atraer más pacientes. En sus palabras, la FUE Zafiro era una "chuminá". Además, él me garantiza que aunque viaje solo, voy tener las mismas garantías que viajando en grupo y que no debo preocuparme por nada.

En vista de esto, y aunque me parecía de lo más extraña su respuesta, puesto que ya haba leído en internet acerca de esta técnica, debido a los comentarios que siempre aparecían en el grupo de whatsapp, y aunque siempre había visto que todos en este grupo repiten todo lo que él dice y cualquier comentario crítico o un tanto diferente, era respondido por él de forma soberbia y no menos sorprendente, decido operarme con él.

Viajo finalmente el día 22 de abril, después de Semana Santa, y va a buscarme al aeropuerto el hijo de Berk, el traductor (quien yo pensaba era el doctor). Mi primera sorpresa llega cuando me dejan en el hotel y no veo, por la fachada del hotel ninguna pinta de hotel ahí. Una entrada oscura y estrecha en lo que parece una pensión de cuarta a primera vista. Cuando subo a mi habitación, abro el whatsapp y me comunico con Fernando y le pregunto: "Fernando, éste es el hotel al que debían traerme?". En la conversación me dice: "es que no te han llevado al Regno?". Y le digo: "no. Me han llevado al Comfort Beige". Me quedo con el nombre del Regno y me meto entonces en Booking, que uno ha viajado ya por medio mundo, además de haber vivido media vida en el extranjero, y tengo experiencia en estas cosas. Precio de la noche en el hotel Comfort Beige: 40€. Precio de la noche en el hotel Regno: 100€. Primera en la frente, nada más llegar. Y todos estos golpes, estando solo, q es como viajaba. Aún así, me dice en esa conversación que las habitaciones del Comfort Beige son mucho mejores que las del Regno y más grandes. Lo peor de todo era el darme cuenta de que había confiado tanto en esta persona, que había viajado hasta Turquía sin tener siquiera un papel o un documento donde estuviera detallado qué era lo que incluía el precio que había pagado. Nada. Por ello, casi ni me veía en el derecho de reclamar nada.
Al día siguiente me recoge Berk, el traductor, en la puerta del "hotel" y, para mayor guasa, pasamos por el hotel Regno para recoger a Antonio, otro paciente de Mallorca que se había operado el día anterior y que ese día se iba a hacer su segunda sesión dentro de lo que llaman "megasesión". En realidad era su tercera, había tenido otra un año antes, según me contó. Él había viajado con su hija y en ese hotel habían estado hospedados también tres chicos que habían viajado con Fernando en Semana Santa.

Llegamos a la clínica, llamada Academic Hospital, donde el equipo con el que trabaja este señor alquila sus quirófanos. Después de los trámites previos, me dicen que me ponga en la camilla boca abajo y en ese momento aparece la mujer del traductor para pedirme el dinero, que habían olvidado pedírmelo. En total, 2.200€ que había que llevar en efectivo.
Hecho el pago, comenzó la operación con la colocación de la anestesia en la parte donante. Puedo asegurar que pasé 30 de los minutos más desagradables de mi vida. El anestesista, un chico joven de unos 22 o 23 años, no paraba de meterme la aguja en la cabeza y, una vez dentro, moverla para todos los lados por debajo de la piel. Para arriba, para abajo, en diagonal, y, lo peor, que para sacarla, ni siquiera sentía que la aguja salía por donde había entrado, sino que tiraba para arriba toda la piel. Vi las estrellas. Puedo asegurar que tengo un umbral de dolor muy superior a la media. He tenido toda una vida de dentistas y lo he pasado horrible con alguno de ellos, y eso me ha hecho aguantar los pinchazos de las anestesias sin problema alguno, pero puedo garantizar que esto era inhumano. Estoy seguro de que mis gritos se escuchaban desde la recepción que quedaba fuera.
Por fin terminaron esos interminables minutos, que llegó a ser una media hora, y ahí comenzó la extracción de folículos. Estaban una chica, que se presentó más tarde como Suna y de quien me dijo Berk, el traductor, que era cirujana, y el anestesista. Todavía sentía dolor en algunas partes de la zona donante y hubo que pinchar todavía más anestesia. Horrible.

Una vez comenzó la operación, y mientras hablaban la cirujana y el anestesista, aproveché para cruzar algunas palabras con la cirujana. Quería, lógicamente, saber cuál era el nombre de la persona que me estaba operando y la técnica que estaba utilizando. Yo tenía el antecedente d que Fernando me había dicho antes de viajar que no utilizaban la técnica FUE Zafiro y que además, según sus palabras, esta técnica no existía y era un invento de otras clínicas. Por eso, mi sorpresa fue mayúscula cuando, a mi respuesta de si estaba utilizando esa técnica, me contestó: "Sí, FUE Zafiro". Me quedé a cuadros, pero me guardé para mí cualquier comentario al respecto. La conversación duró un poco más, no más de cinco minutos, hablándome de dónde había estudiado y dónde había aprendido a hacer la operación de injerto. Salvando la impresión que me había producido esa respuesta, sabiendo yo que no era verdad lo que me estaba diciendo, la conversación había transcurrido en un tomo amigable y de confianza.
Una vez terminada esta primera parte de la operación, la extracción de los folículos de la zona donante, se hizo una pausa para comer. Así que con la cabeza en aquel estado y el atuendo de la operación, me llevaron a una mesa que había en la sala de espera donde había un plato de comida, ya frío, y donde estaba Antonio, ya comiendo y con la cabeza igual que yo. Nada más sentarme, apareció Berk (el traductor) para decirme algo que realmente sí me dejó helado en aquel momento: "Felipe, te voy a pedir por favor que no hables más con la cirujana. Me dice que no paras de hacerle preguntas y que la estás incomodando". Aquello fue un jarro de agua fría. Después del hotel, de la respuesta de Fernando, de la media hora horrible con la anestesia que no se te olvida el dolor en todo el día, después de todo... eso. Habiendo viajado solo, con la cabeza hecha un cristo, con el dolor aún latente, y apareciendo el traductor para echarme algo en cara, cuando yo no había hecho nada. Peor aún, cuando yo sabía que la "cirujana" me había mentido y cuando sabía que lo que me estaba diciendo era todo inventado para evitar responder a preguntas comprometidas. Preguntas normales, pero comprometidas cuando quien las recibe piensa que debe mentir y engañarte. Ella podía haberme dicho simplemente la verdad, que estaba utilizando FUE Acero, pero no, me mintió diciendo que era FUE Zafiro. Eso que antes había dicho el comercial, Fernando, que era una chuminá y una técnica que no existe.

Después de comer, ya lo que quedó de operación fue muy poco y alrededor de las 18h ya estaba fuera, con mi cabeza como Darth Maul, y con la sensación de haber tenido una mala experiencia, sólo por el tema de la anestesia, que es verdaderamente horrible. Me di cuenta de que, de no ser por esto, esta operación es una verdadera estupidez y la sensación habría sido mucho más placentera.
Me dejó Berk en el hotel y me dijo varias cosas a modo de advertencia, una de ellas era que al día siguiente, cuando salía a hacer turismo por Estambul, no me quedara hablando con nadie de otras clínicas que me vendieran otros productos o me hablaran de otras clínicas, ni tampoco con pacientes que viera por la calle porque me iban a contar otras cosas para venderme otras clínicas. Esto me extrañó muchísimo pero decidí dejarlo ahí. Le pregunté si conocía a alguien que pudiera enseñarme la ciudad y me dijo que podía ir con su hijo si le dejaba una propina. Le dije que perfecto.
Una vez de vuelta en el hotel, hablé con Antonio y quedamos para tomar algo más tarde. Estuvimos en un centro comercial y allí pude comprobar que yo estaba completamente desinformado acerca de ciertas cosas que Fernando nunca me había comentado vía telefónica y que, en cambio, sí las comenta en las charlas que da en Palma. Yo vivo en Madrid. Allí estuvimos conversando de ciertas cosas y ninguno de los dos estábamos contentos con ciertas cosas y cómo había ido toda la experiencia con la operación. Él me comentó algo de los vuelos, que había terminado pagando más por algo que Fernando no le había comentado previamente. Después de cenar, me dijo que entrara en el hotel para echar un vistazo a la habitación que les habían dado a ellos. Era bastante más grande que la mía del Comfort Beige, ahí entendí que tenía que sumar otra mentira a las que había recibido ya de Fernando. Más tarde, no me quise guardar esto y se lo comenté a Fernando, y su respuesta fue de nuevo: "es que la habitación de Antonio es doble porque está con su hija". En la mía también había dos camas y era mucho más pequeña. Pero este chico jamás se callará la boca, antes entiende puede mentir. Además, por qué siempre que va él con los grupos llegan a ese hotel, al hotel Regno? por qué cuando uno va solo lo meten en el Comfort Beige? No era solamente la diferencia en las habitaciones, no tiene nada que ver un hotel con el otro. El chico prefiere no escatimar en gastos, más cuando son los pacientes que viajan con él en grupo los que le pagan la estancia en el hotel.
Al día siguiente me di la vuelta por Estambul con la cabeza hecha un cristo, con un paraguas en todo momento y con el medio terrible de rozarte la cabeza con algo o que te diera el sol, que en esas fechas ya pegaba. La verdad es que con el hijo de Berk fue todo bien, le di al final del día 50€ de propina y nos dimos un abrazo como si fuéramos hermanos.

Esa noche vinieron Berk y su mujer a hacerme la cura al hotel y nos despedimos. Antes de eso, me dijo que al volver a Madrid, una vez pasados los primeros quince días y caídas las costras, debía ir a un dermatólogo para que me tratara porque habían visto en la operación que tenía dermatitis seborreica. Al día siguiente cogí el vuelo de vuelta para España. A todo esto, no había habido nunca una llamada de Fernando. Hasta el momento, seguían siendo las dos anteriores al viaje: una cuando le llamé por primera vez y la otra que le hice antes de decidir si me operaba con él o no.
Volví a Madrid y comencé con las curas diarias: el champú Sebamed y la loción Bepanthol. Y a los quince días, una vez se me cayeron las costras pequeñitas, tal y como me habían indicado en Turquía, tuve una cita con la dermatóloga, la Dra. Isabel Aldanondo, de la clínica Quirón San José de Madrid, quien, yo sin saberlo, ha trabajado con el Grupo Jaén y son el equipo médico más avanzado en España sobre tratamiento capilar. Me recomendó un champú específico para la dermatitis y me dio cita para un mes más tarde. Además, me vio unas costras enormes que tenía en la parte alta de la zona donante (alrededor de la coronilla, a los lados), que no se caían. Me dijo que esto era porque se habían pasado en Turquía con la extracción y que era algo común que se ve en los que se operan en Turquía: que las partes donantes las destrozan.
Pasado ya un mes desde la operación, le comenté a un compañero del grupo de whatsapp que todavía tenía las costras en la cabeza y que no se caían, a lo que me respondió que se lo comentara a Fernando. Así que le escribí, yo confiado en que no sería nada, y su respuesta fue la siguiente: "Yo ya te die que las costras no deben dejarse en la cabeza más de 15 días". Me quedé de piedra. Cuándo me había dicho él eso? él, que nunca me había llamado para nada? Quitarme unas costras que tienen tamaño de más de un centímetro y que están totalmente pegadas a la cabeza? era culpa mía?
Un mes después de la primera cita con la doctora, volví y me vio ella de nuevo, que vio que, una vez caídas estas costras, se me habían quedado unas calvas muy grandes en la parte donante. Vio que la evolución de la dermatitis era buena. Me dio entonces cita con una compañera tricóloga, para mandarme algo para mantener el pelo y combatir la caída a futuro.
El 17 de Julio tuve la cita con esta doctora, la Dra.Ángela Hermosa, de la misma clínica, quien, tras observar detenidamente las calvas, me dijo que eran áreas cicatriciales donde allí no saldría ya pelo y que sería necesario hacer un injerto más adelante para cubrir estas zonas. La verdad es que, en ese momento, sin creerme ni dejarme de creer lo que me había dicho la médico, lo primero que pensé debía hacer, era comunicarme lo que me había dicho la doctora a las personas que me habían operado. Así que envié un audio a Fernando comentándole todo lo que me había dicho la médico. Por equivocación, lo hice al chat del grupo y no a su número, pero nunca pensé que eso era un problema. En el audio no decía nada negativo, sólo lo que me había dicho la médico, esperando de ellos una versión más positiva.
Al audio, enseguida le siguió una mensaje de Fernando diciendo: "Felipe, no entiendo este mensaje. Tienes mi número, puedes llamarme por privado cuando quieras y yo te atenderé". Eso fue todo. Y al cabo de una hora, me llamó Berk desde Turquía gritándome, totalmente enfurecido, diciendo: "Pero cómo vas a mandar ese mensaje al grupo! No ves que con esas cosas, luego la gente tiene miedo de venir a Turquía y no viene!??". Yo había salido hundido de la cita con la médico y lo único que esperaba de Fernando y su equipo era sus opiniones sobre lo que había dicho la médico, no echarme una bronca estúpida y sin sentido. Así que le repliqué: "Berk, acabo de salir de la médico, me ha dicho esto y no me vas a llamar tu ahora a gritarme, lo cual no entiendo muy bien". Lo más tristemente "gracioso" de la conversación es que me dijo: "Felipe, esas costras las tienes por estrés, es por tu forma de ser". A lo cual yo respondí verdaderamente alucinado. Y le contesté: "Berk, son las costras que he tenido de la operación, las que no se me caían, que han hecho calvas". Y me dijo: "Es que no me has enviado las fotos!". Se las había enviado pasado un mes de la operación, cuando hablé con Fernando y me dijo que me las "tenía que haber quitado". En ese momento supe que ni las habían mirado. Así que se las volví a enviar y al cabo de cinco minutos me volvió a llamar para decirme que eso era un caso muy raro que sólo se había dado en tres o cuatro pacientes, y que sólo cabía esperar. Sólo quedaba esperar. Lógico.

Pero esto no quedó ahí. Eso fue el miércoles 17 de Julio y todo ese día hasta la madrugada y el día siguiente estuve recibiendo sin parar mensajes de Berk totalmente incomprensibles, diciendo que yo había estado todo el tiempo desconfiado en Turquía (?????, precisamente cuando todo esto es porque soy la persona más confiada del mundo, y creo que el que haya leído esto es algo que puede concluir), que todo era por estrés, que yo no había parado de hacerle preguntas a la doctora durante la operación (no fue la conversación, como ya he dicho anteriormente, de más de cinco minutos, y puedo asegurar que, desde las 9h hasta las 18h, no paró de hablar con el anestesista mientras me operaba). Además, me dijo que yo había estado todo el tiempo hablándole del zafiro (????, de nuevo, otra mentira incomprensible, a él ni se lo mencioné, prueba de que es lo que la cirujana le había dicho que yo le había preguntado). Lo más surrealista e incomprensible del caso es que me mandó una foto tomada desde arriba a un hombre viajando sentado en el metro, y decía: "ves, Felipe? a este hombre lo han operado con zafiro.". Increíble. A todo esto, repito: de todo lo que aquí hablo tengo evidencias, disponiendo de todas las capturas de pantallas de los chats, que están colgados en la nube.
Al ver que esto no paraba, y aprovechando el mensaje que Fernando había enviado el día anterior al chat tras mi audio al salir de la consulta médica, le reenvié todos los mensajes que había recibido de Berk esos días y los acompañaba diciendo: "Fernando, tengo que aguantar esto?". Mi sorpresa fue que enseguida leyó los mensajes y nunca contestó.
Volví de nuevo a insistir y al ver que de nuevo no respondía, le llamo el Viernes 19 a su teléfono y, para mi sorpresa, no responde. Enseguida le escribo al whatsapp para decirle que le he llamado y que por favor me devuelva la llamada cuando pueda y veo que , de nuevo, curiosamente lo lee enseguida, pero vuelve a no responder. En éstas, yo ya me preguntaba: verdaderamente será capaz de decir en el grupo, delante de todos, que le llame cuando quiera por privado y que me va atender, y no cogerme el teléfono?". Así q le llamé otra vez el sábado, al igual q el viernes, dos llamadas, entre las 20 y las 21h. No me cogió ninguna de las dos veces. De nuevo le escribo en el whatsapp y de nuevo me lee y no me responde.
El domingo me levanto y descubro un whatsapp de un número que no tenía registrado, de una persona que se identifica como la "compañera" de Fernando, alguien que no conocía. No dice su nombre. Me dice que me llama de parte de Fernando porque él está con un asunto familiar, fuera del país y que no me puede responder. Esto me sorprende porque mientras a mí no me contestaba, ya había puesto algún comentario en el chat del grupo. Me pregunta en qué puede ayudarme y le contesto diciendo que no, no es ninguna consulta en concreto, que simplemente necesito hablar con él porque me ha estado escribiendo Berk durante dos días gritándome y acusándome de cosas inexplicables y que necesito que él sepa la verdad de todo esto porque él es la persona en quien yo confié para operarme y a quien yo he pagado (aunque realmente pagara en Turquía). Deja entonces de contestarme y el lunes recibo un mensaje larguísimo de ella haciendo alusión a cosas de la operación que yo no había preguntado. De nuevo le escribo: "esto no tiene nada que ver con lo que te he pedido. Yo quiero hablar con Fernando y llevo ya 5 días tratando de localizarle. Puedes decirme cuándo me va a devolver la llamada?". Entonces me dice que ella no sabe. Y le digo: pero no le puedes preguntar eso? Y me dice que no. Eso cuando me había dicho que había sido Fernando quien la había dicho a ella que me contestara como lo había hecho.
Al ver que de nuevo deja de contestar, escribo entonces en el chat del grupo y digo: "Fernando, dijiste que te llamara y llevo tratando de localizarte ya cinco días y no me contestas y lees mis mensajes pero tampoco los contestas. Por favor, llámame cuando puedas". Y al segundo escribe la chica que me había estado escribiendo y dice: "Felipe, ya te he atendido por privado". Y, acto seguido, esta persona me elimina del grupo.
Más tarde, me empiezan a llegar un montón de mensajes de personas que están dentro del grupo diciéndome que no dan crédito con todo esto, y que no pueden creer que se me haya sacado del grupo sin ningún motivo. Entonces me reenvían un audio que ha enviado Fernando al grupo de más de cinco minutos, justo después de haber estado supuestamente cinco días fuera del país por motivos familiares y sin responder a mis llamadas ni a mis mensajes. En ese audio, se dedica a decirle a toda la gente que tiene en su grupo de whatsapp que "a este chico se le ha asistido en todo momento, hemos recibido miles de llamadas de él, a mí me ha estado llamando todos, todos los días durante más de un mes que llevamos con él, llamándome a las dos, a las tres de la mañana...". Eso cuando él no te asiste en nada, pero no sólo a mí. Toda la gente que se ha operado con él, todos cuentan la misma experiencia, él no te llama nunca para nada. Desde el principio sólo hubo tres llamadas: la primera que le hago, la segunda, en la que decido ir a Turquía con él, y la tercera que me hace cuando, después de un mes de operado, le comunico que tengo costras enormes en la cabeza que aún no se caen. Y de las dos llamadas que le hago el fin de semana, después de quedar bien delante de todos diciendo que él me atenderá en privado y me asistirá en todo, no me responde, para luego sacarme del grupo.

Todo el audio que deja en el grupo está repleto de mentiras, diciendo que mi problema es que no he seguido las indicaciones que se me han dado en todo momento, que yo no he hecho caso a nada (????). Lo cual es un cúmulo de incongruencias porque, según ellos, yo no tenía ningún problema. Además dice que yo estaba muy nervioso y preocupado, y que sólo me tocaba esperar como el resto de gente. Eso cuando sólo me comuniqué con Fernando en esas dos ocasiones y, cuando lo hice por las costras, lo hice porque un compañero me dijo que eso no era normal y que le llamara. Además, dice que yo he estado discutiendo con Berk, cuando "todo el mundo sabe que Berk es una persona que no discutiría con nadie". Cuando escucho todo esto, me quedo honestamente helado, no doy crédito. Por qué hace esto?? qué gana actuando así? No lo cabo de entender. No entiendo qué gana tratando de forma tan pésima a los que sus clientes y de los que vive, y no asistiéndoles en nada, pero además mintiéndoles en todo y mintiendo a todo el resto de sus pacientes que están en el grupo. Lo más estúpido es que yo sé la verdad de todo, y tengo todas las pruebas de las únicas llamadas que se han hecho todo el tiempo. Lo más ridículo es que en el audio dice que él tiene las pruebas de las miles de llamadas que yo le he hecho de madrugada y que se las va a dar a quien de forma privada se las pida. Lo más patético es que hubo un chico que se las pidió y dijo que tenía que pedirme a mí mi consentimiento por la Ley de Protección de Datos.

Por último, esa misma noche cogí el audio que me habían enviado de Fernando y se lo reenvié, diciéndole: "Mira, me llegó segundos después de que lo enviaras. Eres un sinvergüenza". Y el tipo me dice algo así como que "ya he tenido mucha paciencia conmigo", y me dice que está velando a su tía que ha fallecido. Eso mientras me seguían llegando por otros lados capturas de pantalla continuas de la conversación que estuvo manteniendo con el resto de personas en su grupo hasta las tres de la mañana, contándoles toda la sarta de mentiras que se puedan imaginar. Menudo fantoche, hay que sr un verdadero payaso para hacer esto e ir en contra de tu propio negocio.

Así que lo que hice yo fue crear un grupo nuevo y meter toda la gente que estaba en su grupo. Colgué toda la información y un enlace a la nube, donde todas las capturas de pantalla, las grabaciones de las llamadas en las que se ve a Berk gritándome, todos sus mensajes acusándome de cosas inexplicables, y el historial de llamadas con todos ellos, donde se ven las únicas tres llamadas hechas con Fernando en todo el año, las llamadas rechazadas por él y todo lo demás. Hice vídeos en los que explicaba todo y toda la gente que ha visto las cosas, me ha escrito a lo largo de este tiempo diciendo que creía en todo lo que yo decía y que no se iban a operar con este impresentable. Al mismo tiempo, al haber en se grupo mucha gente amiga de Fernando, familiares, y hasta él mismo y Berk con otros números, ellos mismos trataron de dejarme mal atacándome, diciendo que yo defendía a alguna otra clínica o que yo defendía a las clínicas españolas. Eso cuando soy un simple paciente con quien este tipo se ha portado como la mierda. Una vez colgué todo y expliqué todo, dejé el grupo y lo ha seguido manteniendo un compañero que conoce toda la verdad. A este chico le llegó de nuevo un mensaje de Fernando, de nuevo con las mismas mentiras, diciendo que hubo miles de llamadas y todo lo demás, sin poder demostrar nada porque es imposible.
Esto fue en septiembre y me estado mordiendo la lengua todo este tiempo porque la rabia de todo esto no era suficiente para vencer a la pereza que me daba ponerme a escribir todo esto. Pero hace unos días este chico se puso en contacto de nuevo conmigo porque dice que algunos en el grupo han escrito a modo de risa, diciendo que volviera yo al grupo, y que cuente cómo estoy "después del revuelo que monté". El que ha pedido esto es un amigo de Fernando que ya en su día escribió al grupo entero diciendo que Fernando me había enviado un audio diciendo que me ofrecía arreglarme gratis en Turquía cualquier cosa que hubiera salido mal, y todo esto es mentira. Jamás he recibido un mensaje de Fernando ni ningún audio suyo, cuando además me tiene bloqueado.

Durante todo este tiempo, me he estado informando con profesionales del sector, personas que tienen blogs y no dan crédito a mi relato. Han pasado más de siete meses y va lentísimo el crecimiento del pelo en la zona injertada, nada que ver con las fotos y vídeos que encuentro en internet de gente con el mismo tiempo de operados que yo. Apenas me ha salido un poco por la parte de delante y en la parte central se siguen viendo zonas totalmente despobladas. Cuando he comentado esto con profesionales del sector, tras contarles toda la experiencia con esta gente, lo que me dicen es que seguramente no me han puesto el número de folículos que supuestamente me habían puesto (4.000). Además, me dicen que aquello que me dijeron en Turquía de no hablar con personas de otras clínicas sea porque no quieren darse a conocer al seguramente no contar con licencia. Alucinan con toda la historia, y no entienden que la cirujana me dijera aquello de no hablar con ella, que en ese momento el comercial debía haber llamado a los turcos para ponerlos a parir. Pero este Fernando cobra comisión de lo que se le paga a la clínica en Turquía y parece que está a lo que esta gente quiere. Un tío que además no te asiste en nada, que no hace absolutamente nada y no te da ninguna garantía, sólo dedicarse a pegarse gratis el viaje a Turquía cuando hay grupo porque se lo pagan los pacientes, y que ni te llama ni se preocupa por nada, ni te garantiza nada, y que lo que hace es difamarte delante de la gente, contando mil mentiras que no tienen sentido ni objeto.
Ésta es mi experiencia con el injerto de pelo en Turquía. Todo por confiar en alguien de forma ciega. Por eso os digo que no os fiéis de nadie, de nadie con quien tengáis sólo contacto a través de una llamada o incluso personalmente. Que sea una empresa seria, con una web, donde especifique todo, que os dé un documento que especifique todo de forma concreta: dónde os vais a alojar, qué técnica van a utilizar, que os garanticen que os van a asistir después. Me he enterado de que hay clínicas que te obligan a reportarte una vez al mes una vez operado para hacerte un seguimiento. El miserable éste no asiste en nada, además de, a mí en concreto, echarme del grupo sin motivo. Se dedica únicamente a amenazar a los que cuentan su experiencia con él tal y como ha sido. En ese grupo todos andan con miedo incluso a preguntar cualquier cosa porque él contesta siempre de forma cortante, y al que critica o pregunta algo además de la cuenta, lo saca del grupo. Cuando a mí me incluyó en enero, ya pasó esto con otra persona. Él lo eliminó y luego se dedicó a decir al grupo que lo habían asistido perfectamente en todo. Ahora entiendo que todo es mentira, y que le hicieron lo mismo que a mí. Todas las personas con las que he hablado personalmente, todas ellas cuentan la misma experiencia, pero en el grupo no dicen nada y están calladas, y todo el que entra ahí, en ese grupo, es engañado de nuevo.

En junio, un chico que se llama Adrián, se desmayó en el quirófano del dolor. A pesar de la anestesia, dice que sintió el dolor durante toda la operación y que llegó un momento en el que no pudo más y perdió un poco el sentido, mareándose. Tuvieron que ir a buscar algo que darle porque ni siquiera tienen los quirófanos equipados en esta clínica, y dice que incluso le dieron chocolate para reanimarle. Luego, ni siquiera podían ponerle la vía y tuvo un morado en el brazo por más de un mes. Este chico fue al mismo hotel que yo y tuvo aún peor suerte porque tuvo que comprarse las toallas y el papel higiénico para la habitación. Antonio, el señor que se operó el mismo día que yo, fue engañado con los precios y los vuelos. Cuando he contado a la gente en el chat, algunos escriben atacándome y diciendo que le estoy difamando, cuando lo que hago es contar la verdad y él es el que ha difamado. Ponen fotos de su operación y le defienden en público, pero cuando hablas con ellos te dicen que no lo recomendarían a nadie y que no volverían a hacérselo con esta gente.

Y lo peor es que, y esto es lo que debe leer cualquier que busque operarse: esta operación es una tontería. Hecha con buenos profesionales, no se debe sentir ningún dolor ni existe motivo para que vaya mal.

Un abrazo a todos. Tachad a Fernando, de Palma de Mallorca, de vuestra lista.
sukane
Cinturón Blanco
Mensajes: 4
Registrado: Sab Dic 28, 2019 5:57 pm

Re: MUCHO CUIDADO CON COMERCIAL DE PALMA DE MALLORCA (FERNANDO MARÍN). EXPERIENCIA PERSONAL DE INJERTO

Mensaje por sukane » Sab Dic 28, 2019 6:07 pm

Buenas a todos.

Cuando sepa cómo se cuelgan aquí las fotos, colgaré las fotos de mi cabeza. Tengo pruebas de todo lo q afirmo ahí, capturas de pantalla de conversaciones, llamadas grabadas, todo lo demás, pero entiendo que eso aquí no se puede colgar.

Lo que sí os comparto el enlace al vídeo de mi experiencia en YouTube:


Un abrazo a todos y Feliz Navidad
Avatar de Usuario
admin
Administrador
Mensajes: 118
Registrado: Vie Feb 16, 2018 1:12 pm

Re: MUCHO CUIDADO CON COMERCIAL DE PALMA DE MALLORCA (FERNANDO MARÍN). EXPERIENCIA PERSONAL DE INJERTO

Mensaje por admin » Dom Dic 29, 2019 10:06 pm

Hola "sukane", bienvenido al foro.

En esta plataforma llevamos años luchando para que nadie tenga que sufrir una experiencia como la tuya.
Al leer lo que has narrado comprobamos que desgraciadamente la historia sigue repitiéndose año tras año, lo cual nos genera mucha tristeza.
Agradecemos que hayas dado el paso de contar tu experiencia y que ésta pueda servir de ayuda para los que tengan que tomar una decisión en el futuro.

Estaremos MUY pendientes de esa "empresa" de Mallorca y de su comercial Fernando Marín, y en su caso denunciaremos lo que haga falta para evitar que historias como la tuya puedan repetirse.

Es necesario que aportes todas las fotografías que puedas para mostrar el antes, durante, y después de tu operación, y que los demás puedan comprobar tu evolución.

Saludos y suerte.
El administrador.

Imagen

Comparte tu experiencia, soluciona tu alopecia
alvaroct17
Cinturón Blanco
Mensajes: 1
Registrado: Vie May 08, 2020 12:48 pm

Re: MUCHO CUIDADO CON COMERCIAL DE PALMA DE MALLORCA (FERNANDO MARÍN). EXPERIENCIA PERSONAL DE INJERTO

Mensaje por alvaroct17 » Vie May 08, 2020 1:35 pm

sukane escribió:
Sab Dic 28, 2019 6:05 pm
Hola a todos,
soy relativamente nuevo en este foro, pero nunca he publicado ni he entrado aquí.
Muy buenas, me gustaría saber el nombre del docotor o la doctora que te atendió y te opero. Me quiero realizar un injerto capilar y voy por medio de una agencia que va a ese hospital pero lo hacen por medio del doctor Aykut sehyan. He buscado por internet y tiene buenos resultados. Pero con lo que has comentado, si es el mismo puede ser que me replantee bastante ir a dicha clinica y con ese doctor. Muchas gracias
mallorquin10
Cinturón Blanco
Mensajes: 1
Registrado: Sab Jul 04, 2020 7:10 pm

Re: MUCHO CUIDADO CON COMERCIAL DE PALMA DE MALLORCA (FERNANDO MARÍN). EXPERIENCIA PERSONAL DE INJERTO

Mensaje por mallorquin10 » Sab Jul 04, 2020 7:14 pm

He ido con fernando a turquia, y es un autentico sinverguenza.

resultado malo, zona donante dañada, y muchisimas mentiras pilladas.


no tiene ningun tipo de escrupulo, su unico objetivo es rascarte el maximo.

Te pone siempre el ejemplo de su caso, diciendo que es de los mismos profesionales que te van a operar, y realmente te esta llevando a una clinica de becarios para llevarse mas $.

Berk su aliado, es un mentiroso tambien. estaba trabajando para una clinica y le echaron por traidor, llevandose los clientes a las espaldas de la clinica a otra con Fernando.

No podria recomendar menos a este tio.
Responder